Casa Oli – Autoconstruída en Collado Hermoso, Segovia 2005

Una casa en la orilla de un pueblo, en una parcela cercada de robles, la sierra alzándose detrás. Una casa para madre e hijo. Dos casas y un lugar de conexión, de encuentro.

Desdoblar en dos el programa, creando un volumen que pueda seccionarse en dos y generar dos zonas independientes interconectadas por las zonas comunes. Una vivienda que se recorra como un jardín, que recoja entre sus dos zonas un paisaje domesticado abierto al Sur. Una cubierta que dibuje el horizonte montañoso y confiera una escala amable al lugar. Una atalaya desde donde poder asomarse.

El proyecto, partiendo de dichas premisas, organiza el programa en una pastilla central de dos alturas orientada a sur y dos brazos laterales que conforman el espacio principal de jardín y con una sola altura.

Los materiales a utilizar serán los tradicionales de la zona, con el uso de piedra y madera, ladrillo de tejar en la cocina, carpinterías y solados de madera,…

Un refugio insertado en un claro en el bosque.