Centro Reflexología, Madrid, 2008

La abstracción de la planta del pie será la generadora del proyecto. Cada una de las zonas de la planta se corresponde con una zona de acción, y así se quiere plantear en la disposición de las zonas. Una primera zona de recepción, donde se acoge al cliente en un entorno de luz. Las otras cuatro zonas, los otros cuatro dedos de los pies, conforman las zonas de manicura-pedicura-reflexología.

La planta del pie se traduce también, abstraida, en un mueble de acogida.

LA necesidad de plantear espacios de luz y espacios de recogimiento nos lleva a plantear un espacio dual, en el que se apoya el propio logotipo de la firma.

La pared de circulación y la zona de acceso en blanco, inundados de luz, con los muebles, paredes y techos pintados en el caso de la acogida y con un río de grava blanco en el caso del muro de tránsito. Por otro lado, tanto el suelo, de microcemento negro, como el muro de pizarra irán en negro, atrapando la luz, lugar de recogimiento. El techo también se pintará de negro.