Stand AECI- ARCO 2006

El continente africano como origen y foco de culturas desde el origen de los tiempos y la incapacidad de Occidente para ver detrás de la historia, de entender una realidad contemporánea del arte africano.

El límite del mar y el curso de los ríos como verdadero motor de las economías y encuentro entre los pueblos africanos, más allá de las propias fronteras impuestas por los colonizadores. Así, y tomando un mapa político de África, hemos querido generar un espacio unitario pero a la vez fragmentado, expresando así la diversidad cultural de un continente que muchas veces se entendió como un gran contenedor…

Jugando con los tres sectores, (Norte con Malí, Oeste con Angola y Este con Mozambique) y modificando su posición en el mapa obtenemos tres áreas imaginarias en las que se insertarían cada uno de los países que comprenden la exposición. La zona de tránsito entre ellas, un río o el mar que cose a los diferentes pueblos, y es allí justamente donde la labor de la cooperación internacional tiene su sentido, en la cohesión y la facilitación de vínculos.

Para separar las diferentes áreas y haciéndonos eco de esos recintos cerrados e invisibles, disponemos una suerte de celosía continua que permite observar las obras desde el exterior y que permitirán el acceso al interior sólo a través de determinados puntos. En el resto el espectador se asoma desde detrás de la celosía de los prejuicios. ( Marcando esa distancia de los medios de comunicación para acercarse a la realidad que implica un atravesar limites...)

El pabellón al exterior una caja casi opaca, con los rastros arañados sobre los tableros .Sólo el nombre de la exposición, ARTE inVISIBLE, calado en las paredes, agujeros desde donde asomarse a una nueva realidad artística.